Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2011

POEMAS PALABRAS DE AMOR

Imagen
La amistad, produce alegría, El amor, ilusión, Los besos, deseos, El abandono, tristeza, La soledad, miedo, Y el adiós, desilusión.
Autor: Edwin Yanes
Incluye el tema, "Esas cosas del amor", de Leonardo Favio

POEMA SOLEDAD

Imagen
Ya me cansé de ser adulador, Pues el resultado es abrumador, Ya no seré más un amador.
Aun rodeado de musas, vivo la soledad, Fingiendo la afabilidad, Queriendo eliminar la culpabilidad.
Oh amiga soledad, Al humano hundes en la mediocridad, Ante tanta cotidiana adversidad.
Me declaro culpable a tus pies, Será mi último acto cortés, Aunque signifique mi estrés.
De ti me he cansado, Ya no seré más tú afiliado, Por favor, dejemos todo en el pasado.
Autor: Edwin Yanes
Incluye el tema, "Soledad de Franco de Vita y Soledad Bravo

POEMA AMOR DE MOSTRADOR

Imagen
Durante dos años te amé, Desprecios e insultos recibí, Y a pesar de eso no me rendí.
Todos los días luego del colegio, A tus pies me postraba, Recibiendo a cambio pisotones.
A mi corazón nunca comprendiste, O quizás ni lo quisiste, Bueno, ya no me pone triste.
Es lindo recordarte hoy Y saber que te di mi todo, Para hacerte feliz.
Bien  te recuerdo, dándome alas, Tras el mostrador de tu casa, Pero en la calle,  era un desconocido para ti.
Nuestro amor fue de mostrador, Prometiendo todo en palabras, En la práctica diciéndome adiós. ¡Ay como te recuerdo mujer! Te llevaste mi querer, Y con ello parte de mi ser.
Autor: Edwin Yanes

Incluye el tema: "Como te recuerdo" de los Temerarios.

POEMA AMOR O DINERO

Imagen

POEMA MI LIRICA ES SENCILLA

Imagen

POEMA MIS DOS AMORES

Imagen
Dos amores tuve en el pasado, Hoy de ellos me he recordado, Extrañando ese tiempo dorado.
A mis dos amores no podré olvidar, Continuamente me hacen recordar, La vez que me hicieron transpirar.
Fue un día para perpetuar, Ese momento en que me lograron pillar, Fingiendo a dos seres amar.
Elige a una de las dos, me dijeron, O te quedas solterón, Me pareció una buena opción.
Pero… una, era la dueña de mi corazón, Reflexionando y usando la razón, Tuve que pedir perdón.
Debo admitir, que me costó un montón, Primero salir de esa situación, Para luego rendir mi declaración.
Mientras tanto, la que amaba se alejó, Llevando consigo mucho enojo, En cuanto a mí, seguía sonrojo.
No queriendo perder, Ya a solas con la otra, me tocó defender, Mi postura, de que todo fue un mal entender.
Con la mentira de volverla a ver, Diciéndole que tenía mí querer, Aunque en realidad, nunca más la he vuelto a ver.
A diferencia de la dueña de mi ser, A quien logré convencer, Sobre mi verdadero querer.
Aunque con el tiempo y la distancia, Todo te…