POEMA DEL CAMPO A LA CIUDAD

Campesino por naturaleza,
de corazón lleno de nobleza,
amante de las ninfas,
honrado y sin antifaz.

Nació en el campo,
pero al pasar el tiempo,
a la ciudad se marchó,
abandonando sus ideales de macho.

Muchos caminos recorrió,
más nunca se rindió,
siempre firme lidiando,
sólidamente en su Dios confiando.

Jamás en el destino creyó,
marchando, su futuro construyó,
convencido de un ente superior,
     dando  y recibiendo amor.

En su lucha, a la familia dejó,
lejos de ella creció,
añorando cada día su calor,
así como los besos de su  amor.

Al pasar los años, la vida lo recompensó,
con un pétalo y una flor lo laureó,
ahora vive para sus dos tesoros,
joyas invaluables de tres  oros.

Autor: Edwin Yanes


Incluye el tema: Del campo a la ciudad, del grupo Exterminador

4 comentarios:

  1. Felicitaciones Edwin! muy lindo tu poema.Es bueno saber que has logrado lo que anhelas en tu vida.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Nora, muchas gracias por tus palabras, un fuerte abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  3. Rimas sumamente sencillas en dónde las hay, porque en el primer cuarteto el tercer y cuarto verso no tienen ni rima asonante ni consonante. Lo mismo sucede en el segundo cuarteto. La verdad debes mejorar mucho en este aspecto. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Terciopelo, agradezco mucho tus palabras, el estilo es muy personal, y debes saber que no sigo reglas, salvo cuando hago sonetos, siempre es un placer contar con tus aportes. Cordialmente Edwin Yanes

    ResponderEliminar

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes