20 MANERAS DE RECUPERAR LA INTIMIDAD EN TU RELACION

Los momentos de intimidad compartida no sólo nos hacen dichosos, también pueden sostener una relación en tiempos difíciles. Si has perdido algo de intimidad (ya sea emocional o física) en tu relación, aquí tienes 20 maneras de recuperarla...

Hay que seguir haciendo preguntas 

Los terapeutas de pareja coinciden en que la falta de comunicación es el origen de muchos problemas en las relaciones. Si hablas con tu pareja, pero las conversaciones son acerca de los niños, el dinero o que el perro se siente mal esa mañana, es momento de reorientar los temas.   

Conversaciones en la cama

Las conversaciones susurradas que mantenemos en la cama tienen algo de mágico. Estar acostados bajo las sábanas se presta a la intimidad. Si no hacen nada más, cambien la rutina de manera que puedan dedicar tiempo a estar juntos bajo las sábanas, aunque sea sólo para hablar.
Esto significa dejar la TV apagada y los niños fuera de la habitación, y asegurarse de ir a la cama al mismo tiempo, por lo menos unas pocas noches a la semana. Con la intimidad emocional restablecida, es probable que también mejore la intimidad sexual.

Elogios

Es fácil criticar y quejarse, pero el exceso de negatividad erosiona hasta las relaciones más firmes. Se han realizado estudios que muestran que se necesitan siete comentarios positivos para contrarrestar uno negativo, ¡así que a repartir alabanzas!
A todos nos gusta que reparen en nosotros y nos aprecien; un elogio inesperado (y sincero) puede ser muy fructífero. ¿Tu esposo tiene brazos fuertes? ¿Adoras cómo se ríe tu novia? Concentrarse en lo positivo ayuda a formar vínculos y crear un espacio de confianza para que aumente la intimidad.

El poder del contacto físico

La buena comunicación no se trata sólo de hablar. Una abrazo al final de un día complicado o presionar la mano para reconfortar al otro puede significar mucho. Si llegan a la conclusión de que casi no tocan a su pareja, vale la pena recobrar la costumbre.
Hagan un esfuerzo consciente de tomarse de las manos cuando salgan, ya sea en la calle o en un restaurante. Si el sexo ha brillado por su ausencia en los últimos tiempos, pequeños contactos físicos pueden ayudar a volver a abrir la puerta de la intimidad física.

A no olvidar los besos

Según estudios realizados, las parejas que se besan todos los días tienen más probabilidades de permanecer unidas. En algunos aspectos, besarse es más íntimo que el sexo (¿recuerdan que Julia Roberts tenía como regla no besar en Mujer Bonita?).
Los terapeutas indican que a menudo las parejas dejan de besarse antes de dejar de tener relaciones sexuales. Si tu pareja tiene suerte de recibir un beso en la mejilla, prepara un besuqueo sorpresa para la próxima vez que entre por la puerta.

Deportes acuáticos

Muchas parejas, después de tener hijos, terminan perdiendo su intimidad. En los días posteriores al parto, eso se puede adjudicar al cansancio, el ajustarse a los nuevos roles o que la mujer se sienta menos atractiva. Cuando los niños han crecido, ¡puede ser un simple caso de falta de privacidad!
Si no pueden mantener a los niños fuera de su cama, pueden considerar cerrar la puerta con llave y tomar una ducha juntos todas las mañanas o sumergirse largo tiempo en el agua caliente de la bañera una vez que sus hijos se hayan ido a dormir. Es una diversión limpia con la posibilidad de ponerse más traviesos. Depende de ustedes.

Hoy intenten algo nuevo

La mayoría de las relaciones se quedan estancadas en la rutina en algún momento. Los torrentes de adrenalina que se generaban en las primeras épocas parecen haber quedado lejos, pero eso no significa que no puedan recuperar parte de la pasión.
Escapen a la rutina diaria y hagan algo nuevo: aprendan a bailar salsa, reserven un vuelo en globo, tomen clases de actuación juntos; sin importar qué, debe ser algo fuera de lo común. Compartir una nueva experiencia los acercará más ¡y les dará algo nuevo de que hablar, en todo caso!

Hagan algo atemorizante

Ya que hablamos de torrentes de adrenalina, elijan una actividad estimulante para su día libre y podrían lograr que la sangre también comience a circular en la relación.
Cuando hacemos algo atemorizante, el cuerpo libera en forma repentina enormes cantidades de adrenalina y sentimos sensaciones semejantes a las que nos producen las hormonas cuando nos enamoramos. Subir a una montaña rusa, lanzarse en paracaídas, conducir un vehículo de carreras o mirar una película de terror juntos los dejará sin aliento y listos para experimentar aún más emociones.

Aléjense de todo

Incluso las relaciones firmes pueden estancarse si no buscan nuevas maneras de explorar y disfrutar la compañía del otro. La manera más rápida de comenzar es tomarse un descanso de la vida cotidiana. Visiten otro país y conozcan nuevas culturas; es probable que así también aprendan más acerca del otro.
¿No pueden pagar un viaje al exterior? Vayan de camping. El aire puro, el sol y el contacto con la naturaleza los hará sentir renovados. Además, a los niños les encanta.

Sorpréndanse

La mayoría de nosotros acepta que es natural que una relación cambie con el tiempo (los estudios sugieren que la etapa de pasión inicial dura 18 meses), pero eso no es motivo para dejar que el vínculo se desgaste.
Sorprendan a su pareja con entradas para un evento que no sepan si le va a gustar y dejen que los encuentre en un lugar inesperado para que sea más divertido. Si el dinero escasea, véndenle los ojos y conduzcan a un lugar pintoresco alejado para compartir un picnic romántico. La espontaneidad y la sorpresa son afrodisíacos naturales, así que quién sabe, quizá a alguien le vuelvan a vendar los ojos antes de que termine la noche.

Reaviven viejas pasiones

¿Qué hacían para sentirse vivos? Vuelvan a despertar las pasiones y los intereses que tenían cuando eran solteros, sólo que esta vez disfrútenlos juntos como pareja.
Túrnense para sugerir una actividad y lleguen a un acuerdo de antemano para que ambos hagan el esfuerzo de participar y tener una actitud positiva. Podría significar que decidan ir a ver danza moderna un fin de semana a cambio de ir a explorar cuevas el siguiente. Con un poco de suerte, reavivarán la pasión que uno siente por el otro, además de redescubrir un viejo pasatiempo.

Reencuentro de amigos

¿Recuerdan cuando decían bromas mientras tomaban una copa de vino, hablaban por teléfono durante horas y estaban de acuerdo en casi todo? Alguna vez fueron amigos, además de amantes, así que intenten recordar qué les gustaba de su pareja al comienzo.
Desanden el camino recorrido y disfruten de la diversión que tanto necesitan. Pronto estarán encaminados a compartir una intimidad más profunda.

Cambios de lugar

De acuerdo, no esperaban que la pasión durara para siempre, ¿pero es necesario usar látigos, esposas y disfrazarse? No hace falta invertir en juguetes y un guardarropas no convencional (aunque, por supuesto, también está bien hacerlo) para recuperar la chispa.
Unos pequeños cambios pueden marcar una gran diferencia. Si siempre tienen relaciones sexuales a la misma hora y en el mismo lugar, intenten hacerlo en otra parte. La mesa de la cocina o la escalera... la próxima vez que estén de humor, háganlo ahí mismo y en ese momento, en vez de ir siempre al dormitorio.

De vuelta al principio

Pocas parejas, casadas o no, continúan con la vida sexual aventurera, sin horarios ni lugares establecidos, que tenían al principio. Una vez que se pierde la intimidad sexual en la relación, puede ser difícil recuperarla, pero no imposible, por cierto. Después de todo, es muy probable que su pareja se sienta igual con respecto a esto.
Dediquen tiempo a volver a conocerse. Vuelvan sobre sus pasos: invítense a cenar y tomar vino, hagan reír a su pareja, envíenle mensajes seductores. Tampoco supongan que saben lo que le gusta en la cama; los gustos y los deseos pueden cambiar. Pregunten, exploren y disfruten. Lo único que sugerimos es que vayan de a poco.

No dejen los libros de lado

¿Recuerdan cuando leían en voz alta para el otro? Leer y que nos lean tiene algo maravillosamente íntimo, ya sea en la cama, remoloneando en un bote de remos o relajados en un mantel de picnic.
En lugar de leer varios libros a la noche, que uno le lea al otro su novela favorita. Si quieren animar un poco la experiencia, elijan un libro erótico o den a leer a su pareja uno que contenga algo que les gustaría probar. Esta puede ser una buena manera de compartir sus fantasías si los intimida hablar de ellas. ¡Los asombraría lo que pueden comprar en Amazon actualmente!

Jueguen

A veces, al final de un largo día, sólo quieres desplomarte frente al televisor. Eso no tiene nada de malo, pero no hay muchas probabilidades de que mirar una pantalla vaya a crear intimidad, ¡a menos que estén abrazados mirando una película romántica!
Elijan un día de la semana para apagar el televisor y hacer otra cosa. El ajedrez, las cartas y los juegos de mesa pueden ser divertidos (a los niños les encantan, aunque al principio protesten). Por supuesto, cuando se hayan ido a dormir, quizá quieran probar con un juego más atrevido.

Rían

Todos hemos oído que "la risa es el mejor remedio" y es cierto en el caso de nuestras relaciones, como ocurre también con la salud. Cuando nos reímos, el cuerpo libera endorfinas al torrente sanguíneo, entre ellas la serotonina, el antidepresivo de la naturaleza, que nos hace sentir bien.
La risa también tiene el poder de fortalecer los lazos emocionales que vinculan a la gente. Háganse cosquillas, reserven entradas para ver un monólogo humorístico o vayan a clases de clown. Aquello que los haga reír los acercará más.

Con los mimos se llega a la intimidad

 ¿A quién no le gusta que lo mimen de vez en cuando? El poder del tacto es más fuerte de lo que podrían suponer. Hay estudios que indican que el contacto físico humano tiene el poder de aliviar la angustia, reducir la presión arterial y fortalecer el sistema inmunitario.
Y el contacto físico de la pareja propia puede ser incluso más poderoso. Si a su relación le falta intimidad sexual, túrnense para mimar a su compañero (lávenle el cabello, denle masajes de cuello o de pie) sin presión de tener relaciones sexuales. El contacto físico afectuoso es uno de los obsequios más preciosos que pueden dar. Y no cuesta nada.

Cita nocturna

Puede parecer forzado programar las relaciones sexuales en el almanaque, pero si quieren tener más intimidad en la relación, a veces hay que tomar medidas y hacer que ello ocurra. Al igual que contratarían a una niñera para una "salida nocturna", hagan arreglos para que algún familiar se lleve a los niños por unas horas a la noche o a la tarde.
Mejor aún, hagan una reserva por una noche en un hotel. La anticipación es un afrodisíaco estupendo y ver una noche especial anotada en el almanaque les dará algo que esperar con entusiasmo.

Aclaren las cosas

La falta de intimidad (emocional o física) puede ser a menudo señal de otros problemas en la relación. Si sienten enojo o resentimiento hacia su pareja, primero deberán tomar medidas para resolver la situación; ignorar cómo se sienten realmente para evitar complicaciones sólo dañará su relación, a largo plazo.
Elijan un momento de tranquilidad, hablen con sinceridad y de manera afectuosa (no cuando ya están enfadados) y dispónganse a aceptar su parte de culpa. Si no han sido sinceros entre ustedes durante años, un consejero puede darles el apoyo que necesitan para buscar una solución.

 Fuente: http://estilodevida.latam.msn.com/fotogaleria.aspx?cp-documentid=32205822

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA

POEMA AL QUETZAL