DESEOS DE AMOR

Hay deseos tan profundos que se convierten en necesidad.

Desde que llegaste a mi vida, has sido mi mayor deseo, mi necesidad latente, durante cierto tiempo decidiste volar hacia otros cielos, y sin pedir razones te vi partir, aunque tu regreso era difícil, siempre mantuve la esperanza en mi corazón, y ahora que has vuelto y me llamas amor, mi corazón salta de emoción y te clama a gritos.
Fundamentado en el  pensamiento, “Si amas a alguien déjalo ir, si vuelve es tuyo, y si no, es que nunca lo fue” Mario Benedetti.  Ante tu regreso triunfal a mi corazón, puedo decir sonriendo, qué efectivamente eres y serás mía; a pesar de tus múltiples mentiras, no te guardo rencor, sino al contrario, me regocijo ante tu regreso.

Hoy te tengo, sin tenerte, te deseo con ansias locas, no eres imposible, pero sí indebida, pues has regresado tarde y mi corazón ya tiene dueña, pero a pesar de...te deseo... a tal grado que eres mi necesidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes