POEMAS TIERNOS DE AMOR

Poemas de Edwin Yanes

 POEMA ¿QUÉ SERÁ DE TI?

Hoy me pregunto... ¿qué será de ti?
si acaso aún piensas en mí
O, tal vez si para ti ya morí

Te busco y no te encuentro.
Por ti he viajado por todo el firmamento
Quisiera decirte que mi vida sin ti
es solamente un vil tormento.

La soledad es mi consuelo...
Desde que te perdí
sólo vivo de ese anhelo
que habita en mí.

Hoy me pregunto... ¿qué hice mal?
Si yo te lo di todo,
y aún así de mí te marchaste
dejando este pobre corazón
hecho un desastre…

Si un día en la distancia
me echaras en falta al no sentirte feliz;
entonces, no dudes de nuevo en buscarme
que yo sigo aquí…
esperando ilusionado únicamente por ti…
POEMA PUNTO Y FINAL

Él la amaba a ojos cerrados,
sin importarle aquellos años errados
que ella había vivido en el pasado
vendiendo su cuerpo cual fruta de mercado.

Incondicionalmente una y otra vez en ella confió.
Su amor nunca traicionó,
a pesar de la tempestad de esa pasión
que doma al tigre y al león.

Él, hechizado, la seguía creyendo
mientras ella le seguía mintiendo…
Siempre demandando al tiempo una oportunidad,
valiéndose de aquel amor y de su piedad.

Pero la gota de agua un día el vaso derramó;
fue la mentira que desde siempre existió
disfrazada de amor y de falsas promesas
que en el corazón se quedaban impresas.


Pasó el tiempo y quiso hacer  justicia…
Muertos ya el sentimiento y la ternura de la caricia,
en un momento preciso, una decisión unilateral:
Con gran pesar, a ese profundo amor,
él le tuvo que poner un dolido punto y final.
POEMA ESTOY AQUÍ

 Estoy aquí con una hoja en blanco,
el primer recuerdo me viene de ti,
e inicia una historia sin final,
aquella que un día dejamos
 en el umbral de la memoria.
Estoy aquí pensando en ti,
y tú dónde estás, los días
pasan y no en vano, cuándo vendrás,
mi corazón sigue siendo tu hogar,
eso no lo debes de dudar.
Los años agrietan mi piel,
pero el corazón sigue vivo,
y late únicamente por ti,
amor, cuándo volverás...
Estoy aquí, en el mismo lugar
que ayer fue nuestro nidito
de amor, ahora ya
soy fuerte y puedo cargarte
entre mis brazos, mientras
te llevo camino al cielo..
Estoy aquí observando
el horizonte por si acaso
te veo venir, sabes llevo
años y mi espera no cesa,
ni cesará, hasta verte venir,
y en mis brazos poderte recibir...
Estoy aquí sin ti, sin mi,
pues al partir te llevaste
lo más preciado de mi vida,
te llevaste mi corazón...
POEMA NUESTRA PRIMERA VEZ
Te susurro al oído
Haciendo un lado tu cabello negro
Observando el lindo amanecer
Que desde tu ventana se divisa

Es justo que descanses amor mío
Después de una noche de placer
Sabiéndote niña y ahora mujer
Ambos experimentando nuestra primera vez

Como olvidar ese día, esa noche, ese instante
Vestías como paloma blanca
Haciendo volar mi imaginación
Al ritmo de los latidos de tu corazón

Evoco tus manos temblorosas
Rozando mí pecho gallardo
Y yo tu cuerpo adulando
Como dos pájaros anidando

Prometimos no olvidar
Aquella noche de paz
La cual disfrutamos
En medio de la oscuridad

No, no te olvidaré
Fueron  nuestras palabras
Aquella noche fugaz
Noche,  que no hemos de olvidar jamás…
POEMA LA AMÓ
 La vida daba por ella,
Para él era su todo;
Brillaba como estrella,
En sus ojos de visigodo.

Día y noche le lloró.
Suplicando cariño.
El cual nunca recibió.
¡Pobre  su alma de niño!

La amó sin límites,
Sin ser correspondido;
Ella tenía amantes,
Posaba de nido en nido.

El tiempo es buen amigo,
Apagó la llama del amor;
Sin  prescindir de abrigo,
Olvidó  el desamor.


Autor: Edwin Yanes
Sígueme en Twitter y Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes