POEMA AMOR PROHIBIDO

AMOR PROHIBIDO
Vivimos en mundos
opuestos y está claro
que lo nuestro no puede
ser.
Nuestro amor es prohibido
y nada lo puede evitar
aunque nos desgarremos
por dentro y al universo
lo queramos gritar.
Mi cabeza da vueltas
y vueltas en busca de
una solución a nuestro
amor prohibido, por
más que busco no concibo
la solución óptima al
más puro sentir que
se fragua en nuestros
locos corazones;
aunque pensándolo bien
creo que sí existe
una salida provechosa
para los dos, sé mi
amante, prometo
llevarte al cielo en
potro de nácar y
tocar juntos la gloria
con las bondades de
la desbordante pasión
que nos quema por
dentro.
Sé mi amante, te lo
repito, no tendrás de
que arrepentirte, seré
tuyo y tú serás mía,
como tanto lo deseamos.
 Vamos, dame el sí, tú
pones la experiencia
y yo pongo la fuerza
de la juventud para
darte días y noches
de placer, enredados
entre sábanas de
pétalos rojos.
Acepta madurita mía,
no tienes nada que perder,
será como tu primera vez.

Autor: Edwin Yanes