POEMA NOCHE DE PLACER

NOCHE DE PLACER
Me escapé de la tediosa rutina del día a día
en un largo viaje con claro destino definido
durante la odisea pensaba en lo que haría
lo cual calmaba mis nervios de bardo unido.

Me aventuré al mar de la pasión sin conocer
lo profundo que ella guardaba en su espíritu
pero como pudo más el sentido del placer
al pensar en ella mi cuerpo sentía más ímpetu.

Luego de varias horas de camino y ansiedad
por fin logré llegar a mi destino con alegría
al pensar en el fruto prohibido y su agilidad
en el arte de amar, que seguro me gustaría.

Al saludarla por vez primera, pude captar
que entre nosotros había la llamada química
el elemento esencial para enseñarla a amar
como loca, con sólo realizar una mímica.

Pasamos el día entre locas anécdotas y risas
siendo dueños del espacio, tiempo y libertad
esperando  la noche para quitarnos las camisas
para amarnos con loca paciencia y sin piedad.

Las horas se esfumaron y el crepúsculo arribó
nos dirigimos a su lujosa mansión, que arropó
nuestros desnudos cuerpos, que los jadeos oyó
luego de ingerir un fino vino, ella mi miel bebió.

La noche de placer esbozó con besos y arrebatos
cubriendo nuestros cuerpos de pies a cabeza
con caricias persuasivas durante largos ratos
explotando al máximo lo bello de la naturaleza.

Fue una paradisíaca velada de sexo y emoción
ideal para recordarla en momentos de tristeza
de soledad y hastío, esos que lastiman el corazón
aunque sólo habiten en los recuerdos de la cabeza. 

Autor: Edwin Yanes

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMA AL QUETZAL

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA