POEMA ERES MI TENTACIÓN

Eres mi tentación, te observo y enciendes el fuego
de la pasión, el deseo eterno de poseerte siempre,
eres la mujer que desde niño en mi mente tallé,
la niña que roba mis más profundos suspiros.

En las solas y frías noches maldigo la distancia
que de tu lado me aparta, siendo la blanca luna
testigo mudo de mis incoherencia, en busca
de tu cuerpo, que sacie la sed de amor que tengo.

La rabia no es contra el tiempo ni la distancia
sino contra ese yo que atraído por la pasión
no quiso escuchar la voz del corazón, que sin
conocerte, él sabía que existías en algún lugar.

Eres mi tentación y no sé si podré resistir más,
ya no aguanto el antifaz, me cansé de ser para
el mundo perfecto, yo también soy humano,
demasiado humano y quiero rozar tu cuerpo
con mi mano, para erizar tu piel y beber tu miel.

La gente dice que no tendré perdón de Dios,
pero cuál es mi pecado, si el amor es el arma
del Ser Supremo, es el centro de su mensaje;
que somos ajenos dicen, lo cual no creo así,
nunca he visto título alguno de propiedad,
para que me comparen con animal vacuno.

Eres mi tentación y no importa lo que digan,
tú eres como la luz al día, como la luna a
la noche, eres simplemente la mujer que da
color a mis días, la musa sublime que ha
penetrado las fibras del alma, la mujer
que en la distancia me llena de vida.

Eres mi perpetua tentación y tengo preparada
para ti una hermosa habitación, que he adornado
con pétalos de rosas rojas, para cuando se llegue
el momento preciso, de comerte a besos, esos
que daré de pies a cabeza, mientras con arte
dibujo la pasión en tu sensual cuerpo.

Autor: Edwin Yanes

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes