POEMA ALMA ENAMORADA

Callada, callada

no dice nada,

tiene una nostalgia

que se nota en su cara.

 Al fondo del salón,

de todos apartada,

quiere decir algo…

pero calla.

 Callada, callada,

esconde la mirada,

el miedo invade su alma,

teme  ser juzgada.

 Algo pasa, yo lo siento,

no es la misma desde hace tiempo,

busca un consuelo,

quiere un aliento.

Callada, callada,

en el fondo del salón,

se hunde en su asiento,

se siente ignorada.

 Callada, callada,

quiere regalar una sonrisa

pero se siente humillada,

algo sucede y ella no dice nada.

 Los días pasan, nadie lo nota,

yo lo percibo, pero nada le digo,

temo ser inoportuna

y que se sienta ofendida.

 Los días pasaron,

y su lugar está vacío,

aunque estaba callada,

todos notan su ausencia.

 ¿Qué sucede?

¿Qué ha pasado?

¿Quién lo sabe?

¿Dónde está la chica callada, callada?

 Sus amigos la buscan,

Mensajes le envían,

Ella no responde,

Se siente vacía.

 En las redes sociales

aparece a veces;

cuando alguien la saluda,

ella sale en seguida.

 ¿Qué pasa en su vida?

yo me preguntó…

¿Qué quiere decirnos?

que nadie la escucha.

 Al pasar el tiempo,

todo se supo,

ella dejó la escuela,

porque estaba embarazada;

el hombre de sus sueños

la dejó triste, sola y abandonada.

 Tú, como yo, en tu salón,

Tendrás alumnos

Que requieren atención.

Escucha su voz,

Escucha su corazón,

Escucha aunque no hablen,

Escucha a la chica… callada, callada.

Autora: Diana Rubio Zarazúa
México