AMOR DE OCASO

El amor más puro y sublime
es el que se vive en el ocaso
de la vida, marcado por la
intensidad de las pasiones
siendo la libertad la cuna
de la entrega plena y el
dar sin esperar nada a cambio.
El amor es un sentimiento
que siempre está presente
en la vida del humano sin
importar los años que se
hayan vivido, es la chispa
que enciende el fuego de
la tristeza y la alegría, antídoto
para los males de la melancolía,
pócima secreta que da aliento
y motiva a buscar desafíos.
Amor de ocaso se vive entre
tú y yo, somos maduros con
la experiencia de la juventud
y el deseo que provoca la
soledad y el hastío, por eso
a tu lado quiero hoy ser feliz,
perdernos mutuamente en
las noches de luna llena
enredados en verdes prados
besándonos sensualmente
en el pasto acostados.
Señora mía quiero para
toda la vida aprisionarte
entre mis brazos que son
tu regazo, columnas griegas
que sostienen tus encantos
de mujer.
Disfrutemos el amor de ocaso
que la vida pronto se nos va
y nos llevaremos sólo los
momentos que el uno al otro
nos entregamos sin ninguna
limitación.
Autor: Edwin Yanes