DESEOS REPRIMIDOS DE MUJER

Conozco de primera mano
la soledad que te abruma
y el profundo deseo que
lentamente el alma te consume.
La tristeza se apodera de
tu sonrisa, la primavera ya
no tiene sentido para tus
ojos que años atrás de
astucia se vestían, una lágrima
se adueñó de tu rostro y tus
mejillas se tornaron pálidas,
en busca del rocío de un
beso que despierte el fuego
que aún guardas en tu ser.
Son deseos reprimidos de
mujer los que asechan tu
mente, transportando la
idea hacia tu cuerpo que
como leña seca inicia a
arder, con toques leves
de pasión dispersa que
salpica mi deseo agudo
en el silencio de la noche.
Sé bien que anhelas el
momento en que te pueda
arremeter contra la pared
para recorrer tu hermoso
cuerpo que se enciende
como polvo del desierto
en pleno verano.
Somos almas gemelas
que por razones del destino
se cruzaron nuestros
caminos y en la distancia
nos decidimos amar, a
pesar de lo que piense
la crítica sociedad; qué
más da, eres una mujer
solitaria rodeada de personas
que no imaginan el hielo
que consume tu cama
al llegar la noche y acelerar
tu gana que el patán que
llamas marido no pueda
saciar y tu esencia extasiar
en un glorioso orgasmo
que te brinde tranquilidad.
Son profundos deseos
reprimidos que pronto
tendré la dicha de saciar
y perdernos en las aguas
sagradas del amor para
en un futuro llevarte al
altar.

Autor: Edwin Yanes

Quiero saber de dónde me visitas, deja tu comentario y lo sabré, abrazos y gracias por leerme. @poetayanes

Comentarios

Entradas más populares de este blog

POEMA AL QUETZAL

POEMA A TECUN UMAN

POEMAS DE MIGUEL ANGEL ASTURIAS