POEMA LA NOCHE ESTÁ ESTRELLADA

La noche está estrellada y tú no estás,
contemplo el cielo, con lágrimas saladas,
busco en la cornisa al gato negro que
en la penumbra nuestro fiel testigo fue,
para mi mala suerte el mamífero de cuatro
patas sin maullar a otro mundo se mudó
llevando consigo los secretos del amor.
La noche está estrella y mi mirada nublada
está, al divisar el horizonte, siendo dueño de
la nada, con las manos hinchadas de golpear
con amargura la pared de la habitación, recinto
dorado de nuestras bajas pasiones que día
y noche la sed de placer inocuo sació.
La noche está estrella y a lo lejos canta la
aurora, presagiendo la muerte de un amor
que por razones de la vida no pudo más ser.
La noche aunque sea repleta de estrellas
carece de total sentido, por el simple hecho
de no tenerla a ella junto a mi, para cubrir
su cuerpo con tiernos besos que en el ayer
nos encaminaban sabiamente a la privacidad
de la habitación para en ella olvidar las penas
y llenar las venas de torrentes sanguíneos como
volcanes en erupción.
La noche está estrella pero ella se ha marchado
dejando en mi alma un sabor a hiel, esperando
únicamente el momento de partir para dejar
de una vez por todas de sufrir.
Autor: Edwin Yanes 

Si te gustó no dudes en compartirlo en las redes sociales. Sígueme en Twitter: @poetayanes

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes