POEMA NO ME LLAMES INFIEL

No me llames infiel
fueron tus fríos besos
sabor a hiel los que
me orillaron a ser
infiel.

No pidas amor cuando
das desprecio y soledad,
no exijas respeto cuando
en otro hombre piensas,
me pregunto quién es
más infiel sí tú o yo,
tú que en silencio a mi
espalda te escapas para
llenar de placer a otro
que sólo bebe tus mieles
y te dice adiós, o acaso yo
que me entrego por amor.
No me llames infiel mujer
si tú llenaste nuestra cama
de los glaciares, no digas
palabra alguna, calla y
vete de una vez por todas
con ese hombre que te
apartó de mi y ha hecho
de mis días infelices.
Vete y no vuelvas más
lleva contigo las falsas
promesas de amor que
un día en el altar, vestida
de blanco me prometiste,
vete que en este hogar
ya no existe para ti más
alpiste, come tu amargura,
bebe tu hielo abrazador,
que a partir de hoy ya
no existe el tú y yo.
Vete y no regreses
nunca más.

Autor: Edwin Yanes

Comentarios