POEMA AMOR COBARDE

Juraste amarme y en tus palabras creí,
dijiste que sin mí no podrías vivir y de
ingenuo de tu labia me fié, pero qué tonto
fui, cómo pude amar ciegamente a una
mujer que quizás en la distancia se burlaba
de mi, me duele abrir los ojos y conocer
la verdad que la venda del amor cegó.
Es triste verte sonriendo en cada fotografía,
no porque seas feliz, sino por la vil mentira
que sembraste en mi corazón que sólo
por ti palpitaba, ahora que ya no estás
morirá de frío y soledad, mientras tú
gozas la vida, presumiendo con esa
sonrisa que me enamoró, tu dicha y
supuesta felicidad.
Aunque parezca tonto, me consuela
leer cada día y antes de dormir,
los poemas de amor que un día
me regalaste, los cuales con mucha
alegría en mi ser atesoré, como el
regalo más bello que una mujer
a un hombre puede dar; se nota
que conocías a fondo mi debilidad
por la poesía, y vaya que esos días
sólo de ella vivía, pues tú eres y
serás mi más linda poesía, la 
musa secreta que endulzó mi amargo
sufrir, que me consumía en las
noches oscuras de invierno.
Amor cobarde me diste, pues no
supiste luchar contra la distancia
y las palabras vagas del que a tu
lado vive y te hace infeliz.
Me duele en el alma tu cobarde
adiós, puesto que como la noche
te fuiste, sin decir el por qué,
sólo dejando una huella marcada
en un corazón que late de amor
por ti, sin importar donde estés.

Autor: Edwin Yanes

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMA AL QUETZAL

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA