POEMA ME BUSCARÉ UN AMANTE

Soy la madre que soñaste para tus hijos,
la esposa fiel que con paciencia te espera,
la mujer que cualquier hombre quisiera tener,
pero la que tristemente tú mantienes en soledad,
expresando en la cama la frialdad, argumentando
que trabajas mucho y que agotado siempre estás;
acaso olvidaste que soy mujer de fuego y que 
siento, que no necesito sólo riqueza sino también
el rico sabor del placer, es una pena pero ya no
aguanto más, se te agradece el bienestar que
nos das, pero eso no lo es todo, existe la necesidad
de amar, ese amor que se hace realidad en la
oscuridad de la alcoba, que últimamente se llenó
de moho, desde que tú sobre mi no estás.
Desde hace un tiempo no entiendo tu frialdad,
me pregunto si acaso es verdadero cansancio,
o de mi ya te cansaste y no me quieres más
amar, sea lo que sea, esta mujer ya no puede
más, como ardiente hoguera se quema en 
soledad, esperando tu rocío que mate la
incesante pasión que me devora por dentro;
pon mucha atención que te estoy ofreciendo
la última oportunidad o sino aunque me duela
me buscaré un amante, que sacie mi sed,
aunque carezca de riqueza, pero que sepa 
hacerme rico el amor, algo que a ti 
ya se te olvidó.
Me da pena decírtelo, pero al estar en
completa soledad, he decidido conocer
mi cuerpo y para ello acudí a la famosa
masturbación, que dicen es cosa de
adolescentes, pero qué quieres que haga
si tú a mi lado no estás; te aclaro que al
principio me sentí como una tonta, pero
poco a poco le voy tomando el gusto
y de paso retirando mi amor por ti,
sé que no se siente lo mismo, por eso
he decidido buscarme un amante.

Autor: Edwin Yanes

Dame tu voto en HispaBloggers!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes