VERSANDO CON EL VIENTO

En blanco se quedó mi pensamiento
exhalando la tristeza del raudo beso
que al marcharte me diste con sentimiento
privándome del profundo beso travieso,
que ya era costumbre en nuestra relación
que se alimentaba precisamente de eso
en la oscura pero confortable habitación
testigo quedo de noches de embeleso.
Paso los días versando con el viento
enviándote en susuros mensajes de amor
para que sepas cielo que no te miento
que eres mi más bella y tierna flor.
Extraño los atardeceres en tus brazos
las frías noches de invierno a tu lado
que cobijábamos con nuestros abrazos,
mujer, cómo quiero volver al pasado.
Imposible vida mía se me hace olvidarte
si estás presente en las flores del campo
en las musas secretas de las obras de arte
en los minutos y las horas del veloz tiempo.
No pido sólo una segunda oportunidad
quiero toda una vida para vivirla contigo
para llenar tus días de dicha y felicidad,
sólo escucha amada mía lo que hoy te digo.

Autor: Edwin Yanes

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes