POEMAS PARA EL DÍA DEL MAESTRO

El 25 de junio de 1944, se acentuó la represión contra la población civil, muriendo ametrallada la profesora María Chinchilla, conocida desde entonces como la maestra mártir y en cuya memoria el magisterio nacional celebra el Día del Maestro. 

FELIZ DÍA DEL MAESTRO GUATEMALTECO

SER MAESTRO
Cada maestra de nuestro planeta
es mujer valerosa y aguerrida, 
ellas hacen la patria más completa,
ellas son luz y amor para la vida.

Ser maestro es misión de gente noble, 
es ser un portador de la alegría,
sembrador de valores en los hombres,
buscador de la paz todos los días.

Como Jesús allá en la Galilea
tu palabra, maestro, centellea
aniquilando al miedo y la ignorancia.

Tu palabra, maestro, es una tea
partera del saber y de la idea
que muéstranos caminos de esperanzas.
Desconozco su autor

QUIERO SER COMO TÚ
Gracias, maestro
por ser un ejemplo para mí.

Cuando pienso en todo lo que me has enseñado
y me veo en tu reflejo,
quiero ser como tú:
inteligente, interesante y comprometido
positivo, confiable y modesto,
yo quiero ser como tú.

Informado y fácil de entender
pensando con la mente pero también con tu corazón,
motivándonos para sacar lo mejor de nosotros
con sensibilidad y devoción:
quiero ser como tú.

Dándonos tu tiempo, energía y talento
para asegurar que el más brillante de los futuros
nos es ofrecido a cada uno de nosotros.

Gracias maestro,
por darme un objetivo en la vida por el que luchar:
¡Yo quiero ser como tú!.
Desconozco su autor

POEMA AL MAESTRO
Dedicado a todos sus maestros 

Viviendo entre otras vidas, olvida su propia vida, 
destruyendo las tinieblas de la ignorancia gana su guerra, 
su mayor paga son las respuestas de sus alumnos, 
reír con ellos es su mayor goce. 

Aunque triste esté, sonriente se le ve 
la imagen más perfecta de comprensión y amor. 
Su tiempo lo regaló y nunca lo discutió. 
Unos lo quisieron, otros lo olvidaron 
Más él siempre los quiso a todos. 

Ahora, lento camina, el viento lo vence 
y su voz ya no luce galante como cuando les leía. 
Sentado esta, mirando el cielo, sus ojos se cierran, 
su mano cae y deja libre una hoja de papel. 
La ultima nota escrita, el viento la entona 
y la impulsa sobre la corriente de un río. 

Me llevo el gran triunfo de saber que ustedes, 
mis hijos, mis alumnos queridos, 
representan en cada gesto, en cada andar, en cada vibración 
pedazos de mí espíritu 
que ahora ya son hombres seguros, 
con ideales firmes y honestos. 

Si algunos se pierden en esta rueda que es la vida, 
volveré en la frase de un amigo, en la mirada de un niño, 
en el entrecejo de un padre, o la caricia de una madre, 
y te haré recordar, cual es tú 'camino'.

Autor del poema: Henry Binerfa Castellanos

AL MAESTRO
Mi madre me da la vida, 
mi padre me da el sustento,
y el maestro de la escuela, 
cultiva mi entendimiento.
A mi maestro querido, 
que me da su ciencia, 
su cariño y su cuidado, 
con infinita paciencia.

Le ofrezco mi gratitud
y mi cariño sin cuento, 
por que llena de belleza, 
a mi pobre conocimiento. 

A LA MAESTRA
Es en la escuela otra madre 
que orienta con sus consejos; 
es experta sembradora
de nobles conocimientos; 
es mano suave que guía
y es luz que alumbra senderos. 
Es, en suma, la maestra, 
manojo cálido y tierno
de bondadosa paciencia
y de maternal afecto.

Por Publio A. Cordero

MAESTRO
Paciente obrero, silencioso y sano,
anunciador de días venideros
desborda sin reparo en los senderos
el fresco manantial de tu alba mano.

No retrocedes ante el vulgo vano
ni temes a los hombres traicioneros,
que siendo los amores verdaderos
de un aletazo salvan el pantano.

Como soldado de la paz que crea,
con el soplo fecundo de la idea,
la bella humanidad del prevenir.

Asciende sin cesar por la altura cumbre ,
al vivo resplandor de aquella lumbre
buscando el nuevo sol que ha de surgir.

Autor: Vicente Donoso Torres

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMA AL QUETZAL

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA