EL PEZ ENCANTADO

Tierno pececillo vives enamorado buscando amores,
Siempre galante y vigilante de acariciar con tu
mirada a la sirenita de tus amores.
Tu pasatiempo es fumar la pipa de la paz,
Para convertir el humo en chispitas de caricias.

El humo me hace llorar lágrimas de ternura,
Cuando pienso en ti, sirena peregrina.
Descubrir tu belleza quiero... en el tálamo de
Mi alcoba, siempre fría por estar solo.

El pez suspira tanto al ver su figura reflejada 
En el agua, esperando verla recostada en el 
Umbral sugerente de su alcoba.
Sigilosamente penetra su amado rondando la
Esquina, buscando satisfacer a su doncella.
Que profundo respira por disfrutar con ella
Del ambiente caliente, que sus cuerpos emanan
Al roce de sus sábanas blancas.

Gracias a la vida... por tener la dicha de compartir
Los versos de mi canto, llevando a cuestas las
Delicias del sello inmaculado de tu amor.
Hermosa sirena peregrina...
Hoy quiero ser mejor que ayer... atizando el fuego
Que calcina todo egoísmo de mi ser.
Pido al Supremo Creador... llevar alegrías
A las almas buenas... que aman todavía.

Septiembre 07/011

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMA AL QUETZAL

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA