BRISAS DEL CAMPO

La brisa de tu corazón refresca la dulce
sonrisa de mi alma.
Tesoro mío...
anhelo contemplar la brisa de un beso tuyo,
acompáñame a surcar los horizontes de
mis atardeceres.

Besemos el crepúsculo con la sonrisa del corazón;
que no se ponga el Sol en el balcón de nuestro amor,
sin haber perdonado una ofensa o una travesura;
que nos haya inquietado el día.
Quiero recrear mis besos en esos labios rojos,
para darle vida y encanto a los versos de mi canto.

Recuerdo el ayer...
esos paseos tomados de las manos,
fascinaron la mirada enamorada de este caballero
andante.
Tan breve fue tu estadía...
que dejaron en mi... la esperanza que volverías.

Mis surcos de la experiencia son regados y amados,
por las brisas del campo, que le dieron sabor y encanto
a mis versos tardíos... pero fecundos.
Quiero conocer mas tus mundos Chinita de mis amores,
recorrer palmo a palmo los rincones... de tu corazón.

Octubre 24/014

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes