CASITA RODANTE DEL PLACER

Vivir enamorado es ponerle ruedas a nuestros sueños,
las ganas se despiertan cada amanecer... nuestras
mentes vuelan en busca del amor.
Si la vida es un sueño, vivamos soñando un sin fin de 
placeres.

Que precioso es despertar y caminar al lado de una
hermosa mujer.
Hacer el amor en una casita rodante debe ser delicioso,
acariciar de pies a cabeza a la mujer amada y besar
centímetro a centímetro su piel.

Jamás perdamos las esperanzas de invitar algún día,
al amor de nuestros amores, a viajar juntos por el prado
y hacer el amor en cada pausa del camino.
Sexo, amor y pasión van de la mano...
no perdamos el tiempo pensando nada mas, pongámosle 
ruedas a nuestros deseos.

Autor: Leonel Vargas y Vargas 
Octubre 20/014

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMA AL QUETZAL

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA