VELOS DE NOSTALGIAS

La brisa del amor siempre endulzó mi corazón,
con un beso querendón, dejándome mas
enamorado de la vida y gozando abrazos de
ternura, cuna de mis pensares.

Deseos y candores siguen arrullando esos
velos de nostalgias, que dejaron a mi paso,
fragancias exquisitas que aún respiran en
las tardes de mi existencia.

Hoy mis versos respiran la fragancia de las rosas,
esperando remendar y arrullar algún roto corazón.
Las ilusiones y los deseos jamás mueren en el olvido;
esos viejos amores, si que dejaron caricias en el alma,
porque velos de nostalgias... cubren las huellas de tiempo.

Noviembre 03/014

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes