XII : TE HABLO DESDE MI INMENSIDAD

Han aparecido los previsores signos
que anuncian la cercana luz
de nuestro festivo día
y con ellos hurgando
su caricatura ingenua el invierno,
invierno que es también un largo
camino que se va quedando
poco a poco solitario.

I en el caminar de estos días febriles
se ha perdido lentamente
el otoño de las manos crepusculares
al ritmo de la música
de este tiempo que viene enfermo
al doloroso huerto
de esta soledad;
pero en el letargo de llorosas noches
columpia el presagio del nuevo albor
que nos llama
a fabricar versos
para el ser que hemos de amar,
versos fabricados con los recuerdos
de las barricadas y las montañas
versos de dolor hecho alegría,
versos de llanto hecho;
con la esperanza de encontrar el mañana
nueva y con esperanza, también, de ver a nuestros hijos
comiendo pan sin moho y vestidos con trajes
sin parches ni agujereados.

Luis Ernesto*
Ciudad Vallejo (Trujillo ‒ Perú), 17 de Mayo de 1988.



*     Seudónimo del Doctor Luis Alberto Navarrete Obando, Abogado de profesión; Docente universitario; Escritor, Ensayista y Poeta. Doctor en Teología, Filosofía y Humanidades e Investigación Universitaria.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMA AL QUETZAL

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA