NOCHES DE CONQUISTA

Sale el murciélago alzando con ímpetu su vuelo
dispuesto a cazar y saborear su esperada presa
sale el poeta con sus dardos directos al cielo
destilando ricos olores de fina loción francesa.

El silencio de la noche es un momento propicio
para robarle pétalos a la flor de la inspiración
imaginando que a ti sublime mujer te acaricio
con el propósito de quedarme en tu corazón.

Bajo la lluvia gozo mis noches de conquista
sabiéndome dueño del tiempo y el espacio
tarareando al gran Vivaldi, sin ser  violinista
amándote bajo las sábanas siempre despacio.

Eres la musa que en mis húmedos sueños dibujé
la potra salvaje que sacie eternamente mi sed
siendo el rico postre que toda la vida comeré
me refiero a ti que me lees, a su radiante merced.

Autor: Edwin Yanes
Guatemala CA

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes