POEMA PARA ANA FRANK

...Mas que su historia...su mirada me sobrecogió el pecho y se me hizo un nudo en la garganta...y pensar que aun hoy hay guerras...igual de crueles ...y tantos niños y adolescentes no entienden porque los grandes hacen las batallas y son sus pequeños sueños los que se truncan por tanta estupidez humana....
...cercenaron de ti las trenzas que no fueron,
opacaron con humo de infamia la tibieza de tus ojos...
primaveras rotas...otoños que no irían...
y tu grito seco cual himno de esperanzas muertas...


esquivaste tantas veces a los "BUITRES",
querían engullirte pronto...porque así
son los "BUITRES" cuando de odio también mueren,
enlodados en las minucias de sus glorias vanas...


ni miraste cañones, ni cercas impías, ni esquirlas traidoras,
se convirtieron en pianos y violines,
y la ruindad de los monótonos fragores
se hicieron sinfonías que querían llegar al cielo...


ni fueron barracas frías
de dolor y hambre atosigadas,
fueron para ti lechos celestiales,
desde donde con tu dura almohada aun soñabas...


...y las miserias humanas donde estaban?...
por doquier...en el último aliento de todas las miradas,
en los mendrugos de "VIDA" ...en los harapos
sedientos de existencia y débiles de sus entrañas...


de las tintas benditas de tu pluma un día
liberaste en el silencio de tus letras de ingenuidad vestidas
el néctar cuando aun son capullos las rosas más bellas
y al poeta que por pretexto le escribe a las estrellas.


...se apagaron cuando la tarde muere,
cuando los ocres de la suciedad sucumben
tempranas luciérnagas ...un segundo más de vida
solo para llevarse algo que les consolara el alma...


y se cerraron tus ojos...cómplices
de tus interminables vuelos,
cuando faltaba tan poco...cuando los trenes al fin
rodarían hacia donde había algo parecido al cielo...


...ya nada te alcanzaba...ni el calor ni el frío,
ni la pestilencia, ni lo de adentro ni lo de afuera,
ni el hambre, ni las balas, ni la mudez de aquellos
que de a poco mueren y a la vez expiran...

Escrito con motivo de los 50 años de la desaparición de Anna Frank

Bogotá D.C. Colombia enero de 1995 Alvaro A. Velasco Córdoba
AUTOR : ALVARO ALBERTO VELASCO CORDOBA
COLOMBIA