A MI AMADA ESPOSA HELLEN DE YANES

A mi amada esposa Hellen de Yanes en nuestra celebración de las bodas de bronce, ocho años de vivo amor.
Te conocí siendo capullo
Ahora eres toda una flor
No el valde eres mi orgullo
La dueña de todo mi amor.

Eres rosa de cuatro pétalos 
La más bella de mi jardín
Tierra fértil de mis suelos
La mujer que amaré sin fin.

Te amo por todo lo que eres
También por todo lo que me das
Al nacer de tu mirada flores
Y de tu alma esa profunda paz.

Hoy el amor quiero exaltar 
Ese que nació entre tú y yo
Hasta llevarte al añorado altar
Con locura y de Dios el apoyo.

Son ocho años de sublime amor
Con horas de alegrías y tristezas
No dudes que te amo mi flor 
Sin obviar de la vida las asperezas.