29 feb. 2016

EL TIEMPO DE LAS CEREZAS

En el tiempo de las cerezas,
Conocí a una princesa, Silueta sumamente femenina, Tentación divina. Desde aquel momento, Ella robo mi aliento, Poseedora de algo sin igual, Diosa de lo sensual. Es tanta la belleza, Que describirla es una proeza, Compararla es insulto, Y de ella rindo culto. Diseño sublime, Mujer bella dime, Si en esas piernas majestuosas, Puedo ofrendarte mis rosas. Me tienta tu piel, De besar a granel, Poseer esa belleza, De pies a cabeza. Si alcanzase a tocarte, Tocaría tu fuego, Tocaría tu aliento, Daría sosiego, A tu libido hambriento. Menester mío es, Despertarte de este frio, Escaparnos al olvido, En un breve gemido


Autor: Damián Rivera
Guatemala C.A.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por leerme, si te gustó comenta y comparte. Edwin Yanes