SILUETA ENCANTADA

Como no desear y amar a las mujeres,
si son un encanto y un despertar en primavera.
Su mirada nos enamora... y
sus labios libidinosos atraen las abejas al panal.

Ellas nos llevan a volar con alas de imaginación,
nos hacen soñar con las fantasías amorosas,
jamas contadas.
Que haríamos sin las mujeres...
si ellas nos despiertan con besos cada amanecer.

Que sabroso es soñar con ellas...
mejor si esos sueños nos dan la dulzura de tocar
sus cuerpos y en ese viaje nos entregan su amor.
La vida sin ellas... sería fatal.

El Escribiente
Abril 22/016

Comentarios

Entradas más populares de este blog

SU DULZURA |POEMAS DE AMOR

POEMAS PATRIOS DE GUATEMALA

POEMA AL QUETZAL